DISEÑADAS A MANO

De niño, John nunca fue ese chico con estilos extravagantes y ropa nueva, aun así él siempre fue popular. Su cabello siempre estaba fresco todos los días, su padre era barbero, él era conocido como „John, el hijo del barbero”, tiempo después su sobrenombre cambió a John Barber.

John le gustaba la barbería, pero más que eso, él amaba sentarse en la silla de barbero de la barbería de su padre y mirar a su padre hacer lo que más le gustaba – la barbería.

John se relajaba en las sillas de barberos, en ocasiones incluso se quedaba dormido en ellas, si le preguntaras a John en ese tiempo que era lo más cómodo para él – Una cama o una silla de barbero, el seguramente hubiera respondido que una silla de barbero. Estas sillas eran su patio de juego, sus campos de baloncesto y futbol al tiempo. John no salía mucho, siempre se quedaba a ayudar a su padre después de la escuela. Aquí fue donde todo comenzó, la historia de amor entre John y las sillas de barbero.

“Simplemente ama lo que haces y harás un gran producto.”